“Desintoxicando” perfiles de enlaces para recuperarse de penalizaciones en Google

Nota: este artículo fue publicado en 2013. Si bien los principios generales siguen vigentes, algunos detalles han cambiado.

PenguinDesde las actualizaciones de algoritmos que Google introdujo sobre todo en 2012 –Panda la que se enfoca en problemas de contenido duplicado y Penguin o Pingüino la que busca problemas en los perfiles de enlaces externos buscando elementos artificiales, que es lo que analizaremos en este caso-, los enlaces que apuntan a un sitio pueden ser además de positivos y neutros, también negativos. Cada varias semanas, Google penaliza a muchos sitios utilizando nuevos criterios y libera a unos pocos que mejoraron.

En este artículo intentaré explicar las posibles causas así como herramientas, técnicas y métodos para identificar la situación actual y formas de mejorarla.

Cómo detectar si un sitio fue penalizado por Google.

No es demasiado difícil darse cuenta si un sitio fue penalizado, pese a que normalmente Google no nos avisa directamente. Bajada de visitas orgánicas desde Google (a veces hasta un 90%) y pérdida de posiciones en palabras clave importantes son dos criterios a tener en cuenta, pero más aún si ya no aparecemos primeros al buscar “nombre del sitio” o incluso “nombredelsitio” (por ejemplo se nos puede adelantar la página de Facebook del sitio, pero aún es peor si nos adelanta un listado en un directorio o páginas de poca calidad) o si al buscar porciones del texto de nuestro contenido aparecen sitios que copiaron el contenido (sucede a veces incluso con un enlace al nuestro como fuente). También puede ser un indicativo la pérdida de PageRank de nuestra página principal pero en muchos casos eso se restringe a cuando Google detecta venta de enlaces.

Investigando los motivos de la penalización.

Siempre pueden ser múltiples los motivos de una penalización, pero una forma efectiva de detectar el motivo principal es comparando la fecha en que notamos la pérdida de visitas orgánicas desde Google o la pérdida de posiciones con las fechas de cambios de algoritmo de Google (muy completo pero en inglés, puedes consultar una versión en español aquí). Así, por ejemplo si tuvimos una pérdida importante en visitas el 24 de abril de 2012 o pocos días después, probablemente nuestro sitio haya sido afectado por Penguin y el problema está en los enlaces externos. Es muy importante aislar la causa principal pues nos permitirá enfocar el trabajo de recuperación. Tenemos a disposición esta herramienta gratuita que nos sobrepone automáticamente las fechas de actualizaciones de algoritmo a nuestras estadísticas de visitas desde Google.

En este gráfico se observa fácilmente la correlación entre pérdida de visitas y la actualización de Penguin del 24 de abril de 2012.

En este gráfico se observa fácilmente la correlación entre pérdida de visitas y la actualización de Penguin del 24 de abril de 2012.

Primeros pasos a realizar si hemos sido afectados por Penguin.

Si notamos que hemos sido afectados por Panda, seguramente tendremos que enfocarnos en mejorar el contenido de nuestro sitio, especialmente en cuanto al contenido duplicado dentro del propio sitio si éste en sí es original y de calidad. Pero en caso de que la causa aparente sea Penguin debemos comenzar a analizar los factores externos del sitio, y esta es una tarea bastante complicada. Para empezar, debemos intentar hacer memoria de todo el trabajo de link building que se hizo para el sitio desde su origen: intercambios de enlaces, alta en directorios, compra de enlaces o reseñas, comentarios en blogs y foros, enlaces desde otras páginas de nuestra propiedad, etc.

Muy probablemente cuando hicimos ese trabajo utilizamos anchor texts (el texto que enlaza a nuestro sitio) con las palabras clave que nos interesaba posicionarnos, y eso es precisamente gran parte del problema: el abuso de palabras clave “comerciales” en los enlaces externos, en vez de palabras clave “de marca”; por ejemplo un anchor text comercial para posicionanet.com sería “posicionamiento web”, mientras que un anchor text de marca sería “PosicionaNet”. Otros enlaces problemáticos son los que se muestran en el footer de una página (al final de la misma, apenas visibles), los site-wide (aparecen en todas las páginas de un sitio, generando a veces miles de enlaces apuntando a nuestro sitio con la misma palabra clave), los que están colocados en dominios penalizados y, en general, cualquier enlace que esté colocado en sitios de poca calidad o temáticas no relacionadas.

Un perfil de enlaces externos de calidad, lo es cuando luce natural. Un gran porcentaje de los enlaces serán con el nombre del sitio como anchor text, no todos apuntarán a la página principal sino muchas veces a las páginas internas, y estarán colocados en artículos rodeados de palabras relacionadas con el tema. Podemos utilizar esta herramienta gratuita para comenzar a analizar si nuestro sitio tiene este problema; un sitio saludable tendría en los primeros lugares anchor texts con el nombre de la página o la empresa y luego en porcentajes pequeños algunas palabras clave, mientras que un sitio con un perfil de enlaces tóxico tendría los enlaces divididos entre tres o cuatro palabras clave acaparando un gran porcentaje del total.

En este análisis rápido de los textos de los enlaces externos se puede observar que una mayoría de los enlaces están creados artificialmente con una palabra clave en vez de con el nombre del sitio.

En este análisis rápido de los textos de los enlaces externos se puede observar que una mayoría de los enlaces están creados artificialmente con una palabra clave en vez de con el nombre del sitio.

Cómo comenzar a mejorar el perfil de enlaces de nuestro sitio.

Ya hemos detectado que el sitio está penalizado por Google y es debido a Penguin, además encontramos muchos problemas en los enlaces externos, con un buen porcentaje de ellos desde directorios y utilizando palabras clave comerciales. Y ahora, ¿qué podemos hacer? Lo principal es comenzar a equilibrar nuestro perfil de enlaces y para ello debemos lograr básicamente dos cosas: incorporar enlaces de altísima calidad y deshacernos de los enlaces más tóxicos. Pero no es un trabajo fácil ni rápido.

Hay diversas estrategias para conseguir enlaces de calidad, pero ahora que nuestro sitio recibe pocas visitas desde Google será un poco más difícil adquirir enlaces naturales porque por más buen contenido que pongamos probablemente no aparezcamos bien posicionados en el buscador; así que hay que ser creativos: se puede solicitar escribir un artículo de invitado en un blog prestigioso del sector (en el cual incluiremos al final un enlace a nuestro sitio o si las políticas del blog lo permiten uno a una página interna de nuestro sitio dentro del propio artículo, pero sin abusar de las palabras clave), se puede dar testimonios sobre una empresa o producto (pues muchas empresas incluyen en su sitio web estos testimonios y agregan un enlace al sitio de la persona que los hizo), si tenemos relevancia en algún sector se puede participar en alguna entrevista de un blog (generalmente enlazan al entrevistado) o si no es el caso podemos entrevistar a un referente del sector en nuestro sitio (muchas veces el entrevistado hará mención a la entrevista desde su blog personal), dejar comentarios de calidad en otros blogs de la temática, y así muchas más. Lo importante es que los nuevos enlaces sean de calidad alta y de diversas fuentes. Al mismo tiempo si nuestros contenidos son buenos deberíamos comenzar a recibir enlaces naturales, de lo contrario debemos trabajar en mejorar los contenidos para que estos atraigan enlaces.

Eliminando los enlaces negativos.

Pero si tenemos un perfil demasiado tóxico con conseguir buenos enlaces no será suficiente: debemos eliminar los enlaces negativos también. Hay muchas herramientas que ayudan en esta tarea, como Link Detox que es de pago pero ofrece un trial gratuito (en realidad, a cambio de un Twitt) con el cual podremos analizar un dominio y nos mostrará cuáles son, a criterio de sus algoritmos, los enlaces más perjudiciales que apuntan a nuestro sitio en este momento. Pero también lo podemos hacer manualmente, por ejemplo con Herramientas para Webmasters de Google en su sección Tráfico de búsqueda > Enlaces a tu sitio. Allí tendremos una lista de todos los enlaces que Google nos quiere mostrar (no son todos, por lo que podemos utilizar herramientas adicionales como Ahrefs, Opensitexplorer o Bing Tools) y que podemos exportar para mirarlos en una hoja de cálculos de Excel o Google Docs.

En el análisis de Link Detox nos separa los enlaces entrantes en: saludables, sospechosos y tóxicos. Es una herramienta que puede salvarnos horas.

En el análisis de Link Detox nos separa los enlaces entrantes en: saludables, sospechosos y tóxicos. Es una herramienta que puede salvarnos horas.

Una vez que tenemos una lista con la mayor cantidad de enlaces posible, debemos comenzar a analizar cuáles pueden ser perjudiciales. Ingresando uno a uno, debemos fijarnos en varios aspectos: el texto del enlace a nuestro sitio, si el sitio está penalizado (por ejemplo no tiene PageRank en su página principal o a buscar por el nombre del sitio no aparece en los buscadores), si es un claro intercambio site-wide, si está en el footer, si es un comentario en un blog claramente identificable como spam, etc. En general debemos utilizar nuestro sentido común y separar los enlaces en: saludables (enlaces naturales o de alta calidad), sospechosos (desde sitios de buena calidad pero con anchor text comercial, por ejemplo) y tóxicos (desde sitios penalizados y con anchor text comercial, desde footer, etc.).

Los enlaces saludables los dejaremos tal cual, e incluso los tomaremos como referencia para pensar en ideas para obtener más enlaces del mismo tipo. Los enlaces sospechosos podemos intentar modificarlos, por ejemplo para que cambien el texto del enlace al nombre de nuestra página en vez de utilizando una palabra clave comercial. Y los tóxicos debemos intentar eliminarlos completamente. Es mejor tener un perfil de enlaces externos reducido pero de calidad y más controlado. En los dos últimos casos necesitamos tomar una acción: en caso que sea posible contactaremos al dueño del sitio donde aparece el enlace para que lo cambien o quiten, según sea el caso (si el enlace está bajo nuestro control o en un sitio propio, son los primeros que debemos quitar o cambiar); en esta petición debemos explicar la situación y ser amables, e incluso podemos ofrecer algo a cambio por la molestia, como un enlace a uno de sus sitios desde uno nuestro, un me gusta en una página que él desee, o lo que se les ocurra. Pero no tendremos un gran porcentaje de éxito en estas peticiones porque muchos sitios están abandonados o ni siquiera hay forma de contactar a los propietarios (un buen truco es mirar el Whois para obtener el email, pero a veces ni así). Pasado un tiempo prudencial desde que iniciamos esta tarea (por ejemplo uno o dos meses), podemos pasar a utilizar la herramienta disavow de Google.

Utilizando la herramienta Disavow de Google.

Esta herramienta está pensada para cuando pese a intentarlo no logramos quitar esos enlaces tóxicos o muy sospechosos. El sitio debe estar verificado en Google Webmasters Tools y luego tendremos que acceder a esta página. Lo que haremos allí será subir un archivo de texto (.txt) con la lista de los dominios que no nos interesa que Google valore a la hora de considerar los enlaces externos a nuestro sitio. Es decir, solo incluiremos los enlaces malos. Debe ser sí o sí un archivo de texto y lo mejor es incluir, uno por línea, cada dominio tóxico luego del comando “domain:” (de esta forma cortamos por lo sano todos los enlaces que incluye el dominio pues muchas veces el enlace está repartido a través de muchas páginas). Quedaría así:

domain:dominiotoxico1.com
domain:dominiotoxico2.net
domain:dominiotoxico3.com

Debemos ser muy pacientes porque puede tardar varios meses en tener efecto, pero si lo hicimos bien lentamente nuestro sitio comenzará a recuperarse.

Un vistazo de la herramienta disavow de Google, que nos advierte que es peligroso si la utilizamos mal. En este caso nos muestra que ya se envió correctamente un archivo.

Un vistazo de la herramienta disavow de Google, que nos advierte que es peligroso si la utilizamos mal. En este caso nos muestra que ya se envió correctamente un archivo.

Conclusiones y algunos consejos adicionales.

Limpiar el perfil de enlaces -o “desintoxicarlo”- no es una tarea sencilla, pero no debemos limitarnos a ello. Con nuevos enlaces de calidad que generemos, de a poco iremos equilibrándolo y con paciencia y un poco de suerte saldremos de la penalización. También debemos preocuparnos mucho por el contenido del sitio y especialmente intentar que éste atraiga enlaces naturalmente. Las redes sociales también son una excelente herramienta para entrar en contacto con los usuarios de un sitio y mejorar en general la presencia del sitio en Internet.

Una vez hecho el grueso del trabajo, debemos enfocar nuestro tiempo en conseguir pocos enlaces de calidad. Es mejor incluso no conseguir ningún enlace que hacerlo mal. Y eso es un gran cambio que introdujo Google en los últimos años -cuando antes supuestamente nada que estuviera fuera de nuestro control, y los enlaces externos suelen estarlo, te podría perjudicar-, con la realidad de que ahora estamos algo más expuestos al posicionamiento o SEO negativo. Pero si hacemos las cosas bien seremos casi inmunes.

Si bien el artículo es extenso, aún faltan muchos detalles por tratar. Si tienes dudas, aportes o sugerencias, deja tu comentario!

5 comentarios en ““Desintoxicando” perfiles de enlaces para recuperarse de penalizaciones en Google

  • Hola, Philippe:

    Ante todo, enhorabuena por la guía tan útil que has hecho.

    Personalmente creo que utilizar la herramienta disavow de Google debería ser la última opción, ya que en cierto modo se trata de reconocer definitivamente ante Google que hemos hecho algo ilícito con nuestro sitio web.

    En mi opinión, creo que Google acertaría mucho más si no le diera validez a los enlaces tóxicos, ya que la competencia puede dedicarse a “zancadillear” nuestra web.

    Saludos

    • Hola Juan, muchas gracias por tu comentario.

      Tienes razón en que se puede interpretar el usar la herramienta disavow como que estamos reconociendo ante Google que hemos hecho las cosas mal, pero si perdimos un 70, 80 o 90% de nuestro tráfico desde Google tras una actualización de Penguin, vale la pena intentar recuperarse de esta forma. Para casos más leves o si queremos tomar medidas preventivas de forma proactiva, lo mejor es hacer todo lo posible por eliminar los enlaces tóxicos y no comentarle nada a Google.

      Y respecto a lo último que dices, estoy de acuerdo. Ahora el “SEO negativo” está mucho más presente que antes. Supongo que en Google de todas formas intentan de alguna forma poner un filtro a esto para que sitios de mucha calidad no se vean afectados; por ejemplo sitios con un mínimo de enlaces de alta calidad no se verán afectados pese a que les lleguen muchos enlaces del tipo spam. O también creo que sus algoritmos deben ser lo suficientemente inteligentes para relacionar las acciones off-site con las on-page: si los enlaces externos son todos con el anchortext “seguros baratos”, el título de nuestra página es “seguros baratos”, el H1 es “seguros baratos”, pero nuestro sitio se llama Mapfre, Google estimará que somos nosotros mismos los que creamos los enlaces externos.

      Y en todos los casos, debemos trabajar para obtener enlaces naturales y de alta calidad, para de a poco hacer más fuerte nuestro perfil de enlaces, con mayor fortaleza frente a cambios de algoritmo e intentos de SEO negativo por parte de la competencia.

      Saludos.

  • Hola!

    Gracias por el tutorial, muy interesante.

    A la hora de construir el archivo de texto para enviar a google con los enlaces, me surge la duda de que hacer con los que ya he eliminado contactando con los propietarios de los sitios, pero que en Google webmasters, todavia los marca como activos.

    Los incluyes en el archivo pese a que ya no existan o no? Entiendo que hay paginas por las que Google puede tardar meses en volver a pasar (por ejemplo: http://www.midominio.com/intercambios/paginas-amigas-245345.html y que igual ya no estan enlazadas desde ningun sitio) y que para Google seguiran exisitiendo durante mucho tiempo.

    Muchas gracias por la contestacion

    • Hola Antonio, gracias por el comentario y me alegro de que te haya resultado útil.

      Yo en ese caso ante la duda los incluiría en la lista aunque ya hayan sido eliminados. Es cierto lo que dices de que Google podría tardar varios meses en notar que los enlaces ya no están presentes.

      Si lo que logramos quitar fue un enlace en la página principal de un blog, o un enlace site-wide en una página activa, no sería tan necesario incluirlo porque aunque tarde un poco Google se dará cuenta.

      De todas formas, todo el proceso es algo para tomárselo con mucha paciencia.

      Saludos!

      • Hola de nuevo Philipe y gracias por la contestacion,

        Asi pensando, se me ocurriria tambien la posibilidad de utilizar servicios de Ping a google indicando las urls desde donde se han eliminado los links y que google todavia no ha actualizado (al mismo modo que algunos blackhatseo han utilizado para cuando conseguian enlaces masivamente, hacer que google los indexara antes).

        Al solicitar mediante el ping que Google lo visite, puede suponer que los marque como eliminados antes.

        Tu que opinas? Que servicio de ping podria ser el mas interesante?

        Muchas gracias de nuevo por tu opinion!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *